Hacer retiro no es fácil, pero puede ser muy beneficioso!

Este es el mensaje esencial de la charla que Ven. Jesús Revert [gelong español Champa Shempen] dio a la comunidad de Nalanda a principios de este año cuando le pedimos que compartiera su experiencia sobre cómo hacer un buen retiro.

Hemos sido muy afortunados por ser extremadamente raro encontrarse con alguien que ha realizado tres retiros de tres años.

Yoguis como Ven. Jesús Revert y Ven. René Feusi pasan la mayor parte de su tiempo en retiro solitario, por lo que de verdad es muy precioso encontrarse con ellos y recibir sus instrucciones.

Ven. Jesús dio consejo específicamente a un grupo de estudiantes que pronto van a comenzar un retiro de tres meses.

A pesar de que el retiro programado en Nalanda para el próximo verano es más corto, se aplica lo mismo. Si se reflexiona sobre ello se puede aprovechar al máximo la rara oportunidad que se va a tener de hacer un retiro de Lam Rim de un mes.

Lo que sigue es un resumen de los puntos de los que habló. Si quieres escuchar la charla completa, el video está disponible en el sitio web de Nalanda.

Consejos para hacer retiro
por ven. Jesús Revert [gelong español Champa Shempen]

1. Sin expectativas

Normalmente cuando se hace una práctica espiritual se tienen muchas esperanzas y expectativas. Se quiere resolver un problema, obtener logros o al menos encontrar algo de paz. Eso es normal. El problema es que normalmente las cosas no salen como se espera. Por lo tanto, es mejor entrar en retiro con una actitud carente de expectativas. Se debe tener en mente muy claro que hacer retiro es muy beneficioso, incluso sin obtener ninguna experiencia especial.

2. Piensa que tu maestro está siempre contigo

Durante el retiro, desde el principio hasta el final, es útil pensar que tu maestro está siempre contigo, especialmente cuando se afrontan dificultades. Es como cuando un bebe sabe que su madre está cerca y mirando, se siente relajado y feliz. De la misma manera, si se piensa que el maestro está cerca, se siente una fuerte protección e inspiración.

3. Sigue el grupo

Al empezar es mejor hacer retiro en grupo. Después, cuando se ha aprendido a hacer retiro en grupo, se puede continuar y hacer retiro en solitario.

Cuando se hace retiro en grupo es muy importante seguir al grupo.

Por ejemplo, si se viaja en autobús, hay un conductor que te lleva a donde sea que quieras ir sin que tengas que preocuparte. Te quedas en tu asiento, no haces cosas extrañas y llegas a tu destino.

Del mismo modo, cuando se hace un retiro en grupo se debe seguir a la persona que conduce el retiro. Ella o él es alguien que antes ha hecho retiros y sabe cómo se hacen. Así que si las sesiones son largas o cortas, si hay recitación del mantra o sólo meditación, si el grupo cambia de un tema a otro, simplemente sigue las instrucciones del líder del retiro.

En un retiro en grupo hay mucha energía y cuanto más se pueda armonizar con esa energía, mejor será el retiro. Si el grupo va por un camino y yo voy por otro, por ejemplo porque me creo que yo soy especial, esto creará intranquilidad y problemas tanto para uno como para todo el grupo. Por lo tanto, es muy bueno si se puede estar unidos y armonizar con el grupo.

4. Durante el retiro, lo que pasa es siempre para bien

Se debe pensar que todo lo que se experimenta durante el retiro es beneficioso. Incluso si se cae enfermo o surgen mentes negativas es para bien. Esto tiene sentido si se piensa en la ley de causa y efecto y en la forma en que funciona la mente: estamos purificando la mente y pueden aparecer cosas desagradables.

Pensando que todo será beneficioso se puede entrar en retiro sin temor ni preocupación. Es como ir a un lugar peligroso con la actitud de que "surja lo que surja, no importa".

Cuando se hace retiro a veces sucede que te sientes deprimido, confundido y no puedes meditar. Puedes pensar que estas haciendo todo mal, que solo estas perdiendo el tiempo y que mejor sería irte a otro sitio.

Cuando se está en medio de dificultades es realmente difícil reconocer que son beneficiosas. Pero cuando el retiro se termina y se mira hacia atrás se siente que incluso las dificultades que se atravesaron fueron de beneficio.

Lo más importante es empezar con una motivación sana y luego intentar hacer lo mejor que se pueda. No se tienen que hacer cosas especiales, cosas que están fuera de nuestro alcance.

En la vida cotidiana también se pasa por muchas dificultades.

Algunos días son buenos, otros son malos, a veces nos sentimos felices y otras veces nos sentimos deprimidos. Pero hay una gran, gran diferencia entre la forma en que nos relacionamos con las experiencias en la vida cotidiana y en el retiro.

En la vida cotidiana nuestra mente tiende a quedar atrapada en el consenso mundano. Nuestros placeres alimentan el deseo, sentimos aversión a los problemas y crece nuestra mente dualista y confundida.

En contraste, durante un retiro todas las experiencias son de beneficio y pueden mejorar nuestra práctica espiritual. Esto es lógico si se piensa en la ley de causa y efecto y en cómo funciona la mente.

Hacer retiro no es fácil y seguro que surgen dificultades. Así que mejor estar preparado.

5. Tratar de hacer bien todos los aspectos de la práctica.

A veces se pone mucha atención en los temas que se consideran son «práctica profunda» y descuidamos lo que sentimos es fácil o preliminar.
Sea cual sea la práctica que se esta haciendo - buscar refugio, recitar los cuatro inconmensurables etc. - es beneficioso tratar de hacer bien todos sus aspectos. Si se cuidan los más pequeños, los complicados saldrán fácil. Por ejemplo, si hacemos bien una visualización o, cuando nos buscamos refugio, reflexionamos en las enseñanzas que hemos escuchado sobre el refugio, las otras partes de la práctica irán mejor.

Del mismo modo, también es importante el ser consciente durante los periodos entre sesiones de meditación. Las meditaciones y los tiempos de descanso son igualmente importantes y oportunidades para la práctica. Puedo practicar y ser consciente cuando como, me lavo etc. Si cuido estas pequeñas cosas, las grandes serán muy fáciles.

6. Cuanto más se puedan abandonar las distracciones, mejor será el retiro

Durante el retiro y para la práctica es beneficioso poder abandonar las muchas distracciones tales como usar con frecuencia el teléfono móvil o leer cosas no relacionadas con el Dharma. Para cada persona, la cantidad de distracción que se es capaz de renunciar es diferente. Depende de la mente de la persona. Pero si el retiro dura sólo tres meses, un mes o diez días, se puede pensar que realmente no es mucho tiempo, que hacer retiro es algo muy raro y especial, por lo que para ese corto período de tiempo puedo dejar de lado distracciones y preocupaciones.

7. Hago retiro para el beneficio de los demás

Generar una actitud altruista ayuda a hacer frente a las dificultades que surgen y hace que el retiro sea más beneficioso. En lugar de estar preocupado por "mis planes, mis expectativas y mis deseos" puedo pensar: "OK, durante un mes voy a dedicar mi práctica para el beneficio de los demás".

Todos somos muy conscientes del dolor y los problemas del mundo, de tantas personas inocentes que están siendo asesinadas en la guerra, muriendo en el hambre etc.
Y aunque en Occidente podemos decir que somos «los afortunados» porque vivimos una vida cómoda y materialmente sofisticada, sabemos que también en nuestra sociedad hay mucho dolor mental y preocupaciones. Así que al final, en términos de felicidad y sufrimiento, puede que no haya tanta diferencia entre nosotros y las personas en países más pobres.

Si se puede pensar que se hace retiro con el fin de beneficiar a los demás, esto da mucha satisfacción a uno mismo y, en el futuro, proporciona mucho beneficio a todo el mundo. Es justo lo contrario de sentirse deprimido y desamparado por la situación en el mundo. Realmente se está haciendo algo de beneficio! Así que si por un tiempo se pueden poner los propios deseos y planes un poco de lado y pensar en los demás, y esto tiene muchas ventajas.

8. Tratar de experimentar los problemas con amor y compasión

Si se está pasando por problemas, la mejor protección es meditar en el amor, la compasión y la bodichita.
Si por ejemplo surgen en nuestra mente el miedo y las dudas, la mejor protección es meditar en la bodichita. Esto es algo que se puede intentar hacer. Aunque no sea ni espontáneo ni sincero, se puede tratar de desarrollar. Si se han estudiado los beneficios y cómo desarrollar el amor, la compasión y la bodichita, cuando surgen las dificultades se puede poner en práctica.

En realidad cuando surgen problemas es fácil olvidarse del amor y demás. Se tiende a olvidarlos. Cualquiera que haya hecho un retiro más largo sabe que los obstáculos surgirán en la mente. Pueden surgir la depresión y el enfado, se puede llegar a ver a todo el mundo - incluyéndonos a nosotros mismos - de un modo oscuro. Si somos conscientes desde el principio de que estas mentes pueden surgir, aunque no se puedan solucionar en un momento, se pueden afrontar sin sentirse sorprendido o abrumado.

Si se recuerda que el maestro (o el Buda) está siempre cerca y que todo lo que sucede durante el retiro es para bien, se pueden afrontar los problemas con calma y sabiduría.

Si durante el retiro se tienen buenas experiencias, para eso no se necesita ninguna preparación especial, no es algo para lo que tengamos que prepararnos. A veces, si se tiene una buena meditación puede surgir orgullo, por lo que se podría necesitar un poco de moderación.

9. Hacer retiro es algo muy raro

Es bueno tener en cuenta que para hacer un retiro se deben reunir muchas condiciones favorables. Hay mucha gente que quiere hacer retiro, que trabajan duro para reunir esas condiciones, pero que todavía tienen obstáculos y son incapaces de hacerlo.

¡Poder hacer retiro es un privilegio increíble!

Es muy útil ser consciente de esto, tratar de hacer lo mejor que se pueda y no desperdiciar la oportunidad.

En general se tiene la tendencia a apreciar las cosas buenas que se tienen solo cuando se pierden. Pasa con la salud, con los padres y amigos, con nuestro tiempo etc. Cuando se pierden las cosas buenas que se tienen, se piensa que qué pena haberlo echado a perder. Sólo a posteriori se empieza a apreciar lo que se tenía.

De todas formas, cosas como la salud y el dinero se echan a perder con el tiempo, no hay nada que se pueda hacer.

Pero no aprovechar esta preciosa vida humana que ahora mismo se tiene y practicar el Dharma, ¡eso es lo peor que se puede hacer!

Es muy, muy raro que alguien de este mundo haya hecho un retiro de tres meses. Esto es algo que sucede solo una vez en la vida. Si preguntamos aquí en Nalanda, que es un monasterio, encontraremos personas que han hecho antes un largo retiro de Lam Rim. Pero si salimos a la sociedad y preguntamos, difícilmente encontraremos a alguien que haya tenido la oportunidad de hacer un retiro. ¡Es así, muy raro!

Si se han recibido enseñanzas y entendido el Dharma, se entienden los beneficios que se pueden conseguir haciendo un retiro de Lam Rim de tres meses. Ser capaz de hacerlo y luego echarlo a perder es lo peor que se puede hacer. Es una lástima, pero sucede muy a menudo.

FaLang translation system by Faboba