Voluntariado en Nalanda

¡Siempre habrá mucho trabajo en Nalanda! Si te gustaría venir y ofrecer parte de tu tiempo y de tus habilidades, te estaríamos muy agradecidos.

Puedes ser voluntario en:

  • Contabilidad
  • Cocina y compras
  • Limpieza
  • Jardinería
  • Mantenimiento del edificio (carpinteros, electricistas, fontaneros).

Volunteer Norman and Ven. Yonten

Los estudiantes de Lama Zopa Rimpoché son especialmente bienvenidos, incluidos aquellos que proceden de otros centros de la FPMT, así como aquellos que de manera clara manifiestan que están pensando seriamente en ordenarse. Intentaremos que el período de voluntariado sea beneficioso para ellos.

Los voluntarios reciben pensión completa, con tres comidas al día, a cambio de 5 días de trabajo por semana, junto con la oportunidad de asistir a las enseñanzas del fin de semana cuando se realizan en Nalanda o en el Instituto Vajra Yogini.

Para obtener más información sobre cualquiera de estas ocupaciones, por favor ponte en contacto con el Coordinador del Karma Yoga.

Nos gustaría dar la bienvenida a personas que puedan ayudar con la preparación de la comida de Nalanda. Podemos ofrecer alojamiento gratuito a los hombres, y la posibilidad de permanecer en el área local a las mujeres. Se trata de una inmensa oportunidad para vivir en una comunidad espiritual, participar en las pujas en el corazón de un Monasterio Budista y conocer directamente las enseñanzas budistas.

Consejos de Gueshe Jamphel

Para alcanzar todos los niveles de felicidad pacífica es necesario acumular muchos méritos. Con respecto a los laicos que se hospedan con nosotros, ayudándonos con todo el trabajo que tenemos en el monasterio... Todos los que colaboran en la construcción del nuevo monasterio, trabajan sin importarles que haga frío o calor; no se detienen ante las dificultades. Nos ayudan continuamente. Esta es una impresionante manera de contribuir y una forma increíble de acumular mérito. Porque realmente la consecuencia de todo esto es casi la misma que la de ofrecer el cuerpo a cada una de las Tres Joyas.

Realizar todo este trabajo continuamente, sin importar que haga calor o frío, y colaborar en las diferentes tareas que son necesarias en el monasterio, es casi como ofrecer tu cuerpo a las Tres Joyas, lo cual es el Supremo Ofrecimiento. Servir de este modo supone una excelente oportunidad u ocupación para que puedas acumular ingentes cantidades de mérito. [Ser capaz de] ofrecer tu propio cuerpo a las Tres Joyas, a su vez proviene de la acumulación de karma positivo en vidas pasadas; por tanto, recibir semejante oportunidad de trabajar de esta manera también lo es [resultado de la acumulación de karma positivo en vidas pasadas].

Y ahora, aquí, con esta ocupación, haciendo este tipo de ofrecimiento, realizando este tipo de trabajo, de nuevo uno acumula ingentes cantidades, incluso mayores, de mérito, que serán la semilla para la felicidad de muchas, muchas vidas futuras.

Gueshe Jamphel,  Charla a monjes, voluntarios e invitados, Diciembre de 2006.

FaLang translation system by Faboba